PAGANO​ ​abre​ ​sus​ ​puertas​ ​para​ ​brindar​ ​un homenaje​ ​al​ ​culto​ ​gastronómico​ en​ ​Masaryk

Ubicado en la avenida más importante de Polanco, Pagano abre sus puertas para ofrecer a sus comensales una experiencia que se rinde ante los rituales del buen comer. En Pagano, ubicado en Masaryk 341, descubrirás el verdadero Culto gastronómico.

Para Pagano, el buen comer no implica solo la comida o la bebida, sino el rendir culto al momento más importante del día a través de la cocina mexicana contemporánea.

De la mente del chef Norberto Hermida –chef Ejecutivo de Alis Corp– el menú de Pagano es culinaria mexicana con tintes ibéricos, y está cuidadosamente diseñado para seguir los pasos de un ritual gastronómico.

En la Iniciación, nos aseguramos de abrir el paladar con sabores especiales; prueba de ello es el Aguachile Negro elaborado con róbalo fresco, o el intenso sabor de las codornices rostizadas.

Después pasamos a la sección de raíces, para deleitarnos con platillos clásicos que el chef ha reimaginado a través del tiempo, como los mejillones al esquite con mantequilla y un toque de vino blanco.

Durante la ceremonia el cabrito laqueado y las enmoladas de pato coronan este recorrido con sabores intensos.

Para terminar el culto gastronómico, el brûlée de elote con helado de vainilla-mezcal. Todo ello, acompañado del elixir favorito de la casa: el gin de frambuesa y cardamomo.

Tras este recorrido, Pagano invita a pasar largas horas en su ambiente relajado y cómodo. Al estar en el corazón de Polanco, el restaurante es ideal para escuchar buena música y extender la sobremesa cualquier día de la semana.

Desde un after work drink, hasta una celebración en familia o una cena romántica, es un espacio íntimo que cuenta con sillones en la parte interior y una terraza de donde ver la vida diaria de Avenida Masaryk.

A la conjunción de todos estos elementos, comida, bebida, espacio y rituales del buen comer, le llamamos Gastronomía de Culto.

 

Deja un comentario