Nacida en Ciudad de México, pero trotamundos debido a los constantes cambios en los trabajos de su padre, su primera lengua fue el inglés, pero a los 6 volvió a México. Fue hasta los 10 años que regresó definitivamente.

La vida tuvo altibajos para ella, siendo el principal que tuvo que estudiar y trabajar para pagarse su carrea en Administración de Empresas, en la Universidad Iberoamericana. Su primer trabajo formal fue en Inverlat, análisis finaciero, donde Arturo Albí, su primer jefe y mentor, le dio cariño y las herramientas necesarias para seguir adelante.


Dentro de la misma empresa se cambió a Inlat Servicios Inmobiliarios, que después se convirtió Invertierra. Calvin Burgess la contrató para formar parte de Dominion Leasing, desde donde después surgiría Dominion Suites Polanco, una parte importante de la trayectoria de Ale Quintero, que se convertiría en cofundadora y CFO de Dominion Corporate Housing.


Ale siempre quiso realizar un training yoga, pero nunca tuvo tiempo con su empresa existosa y tres hijos pequeños. Sin embargo, después de divorciarse y sacar a sus hijos adelante, decidió que era tiempo para ella, para entrar en balance y en 2016 tuvo la oportunidad de hacer su entrenamiento para convertirse en yogini, maestra de yoga.
Fue Durga Stephany Weingers, quien introdujera a Ale Quintero al método O2 Yoga. Le apasionó tanto el proyecto que integró a un equipo y puso su propio centro O2 Yoga en Santa Fe. Hoy en día tienen más de 300 alumnos inscritos, donde ella imparte clases de yoga, aunque también da clases particulares.
La razón fue compartir con el mayor número de personas posibles, su cambio y demostrarles que ellos también podían lograrlo. Para Ale, el yoga ha sido una herramienta en su proceso de sanación personal; la ayudó a superar varios obstáculos de su vida y mantener su estabilidad emocional.


Hoy, la escuela es también un Centro Holístico, Mahat Ayurveda, donde se imparten terapias basadas en la medicina ayurveda, medicina antigua de la India. El espacio también cuenta con tienda y cafetería llenas de productos relacionados con el bienestar y el estilo de vida ayurvédico. Todo esto fue posible gracias a la socia y amiga de Ale Quintero, Marcia Hidalgo, que se integró al equipo en 2018.
En el centro recientemente se instaló una cabina de hidroterapia de colon, para fomentar la salud del intestino. Esto gracias a la alianza con la Dra. Gabriela Silva Picazo que es médico general, además de una experta en salud del intestino. Las terapias son un método muy novedoso que trajo de Australia.

www.mahat.mx www.o2yogamexico.com

Deja un comentario